ESPACIOS DE PAZ

2014

URBANISMO TÁCTICO

Espacios de Paz es un ejercicio de Diseño Participativo que busca activar procesos de trasformación física y social a partir de la autoconstrucción de espacios públicos en contextos urbanos conflictivos.

El marco es un taller de 6 semanas, desarrollado por colectivos de arquitectos de Venezuela y el mundo, de manera simultánea en 5 comunidades del país. Una semana inicial de preproducción en la que se ordena el funcionamiento, cuatro semanas centrales de diseño y ejecución del proyecto propiamente dicho y una semana final para la comprobación de los resultados.

"El rock and roll ha supuesto la posibilidad de recuperar el uso de la música para la cotidianeidad y ofrecer a las clases trabajadoras de todo el mundo la posibilidad de experimentar, de incidir en la transformación de su medio, cosa que antes estaba exclusivamente reservada a las élites... ... estamos tratando de construir aparatos o dispositivos que puedan generar una energía y comunicarla al exterior, y esto sólo se puede hacer colectivamente..." Extracto de la entrevista al Santiago Auserón en el programa de TVE1 "Fin de siglo" del 9 de octubre de 1985 presentado por Pablo Lizcano.

La palabra cooperación aparece en muchas ocasiones asociada con voluntariado, por lo que los "proyectos de cooperación" presuponen ciertas connotaciones de ayuda desinteresada que nada tienen que ver con las metodologías cooperativas derivadas del "dilema del prisionero". Cooperar significa "obrar juntamente con otro u otros para un mismo fin". En este sentido, el proyecto "Espacios de Paz" es un proyecto de cooperación semánticamente hablando. También lo es de co-diseño, co-trabajo o co-creación (léase co-design, co-working o co-creation a modo de querer resultar más cool).

El prefijo "co" ha irrumpido con fuerza también en nuestro panorama arquitectónico como representante de todo tipo de prácticas colaborativas derivadas de nuevos posicionamientos estratégicos en torno a la cultura "do It yourself", "maker" o "handmade" (léase "hazlo tú mismo", "hacedor" o "hecho a mano" para aquellos que detestan el sobrexceso de anglicismos contemporáneo). Todas ellas confluyen en un denominado urbanismo táctico, desarrollado a partir de pequeñas intervenciones que puedan llegar a tener una gran repercusión a nivel urbano.
"Espacios de paz" es un proyecto de urbanismo táctico gestionado por varias instituciones venezolanas y el colectivo Pico Estudio. Para el mismo contactaron con cinco colectivos u oficinas de arquitectura locales y cinco foráneas (dos colectivos españoles y otros dos con presencia española) que tuvieran experiencia en proyectos similares, para trabajar dos a dos en cinco contextos urbanos seleccionados por sus altos índices de violencia. En este sentido "Espacios de Paz" es un proyecto que trabaja con estrategias cooperativas en su proceso pero que no puede ser considerado un proyecto de cooperación y desarrollo en su origen de gestación. Los equipos "de fuera" participan por ser considerados especialistas en procesos colaborativos, exportando un servicio arquitectónico a una iniciativa extranjera (en este caso promovida por una institución pública) que lo demanda. De esa manera, se exportan habilidades y no proyectos concretos; se exportan estrategias asociadas a una manera de entender la arquitectura a través de su capacidad de generar y transmitir herramientas y conocimiento mediante procesos de diseño y construcción participativos, frente a los cuales, España puede ser considerada un importante polo de innovación. Sin embargo, a pesar de ello, esta innovación se ha forjado en contextos artísticos y culturales y resulta muy difícil la transferencia a otras instituciones o empresas relacionadas con la transformación urbana. En ese sentido, el proyecto "Espacios de Paz" resulta esclarecedor, no sólo porque afronta estrategias de urbanismo táctico desde la propia institución sino porque confía en ellas a través de un programa de continuidad temporal de las mismas, no quedando como meras anécdotas singulares en un contexto general en el que nada parece haber cambiado.

Planteamos un sistema sencillo, una estructura metálica de triángulos que construya a la vez una topografía artificial que pueda acomodarse a la pendiente irregular del terreno y una cubierta ligera que permita ser colonizada por trinitarias y enredaderas, delimitando así un área de sombra. Un detalle constructivo sencillo que permita no sólo poder construir el proyecto con la fuerza de trabajo del barrio, sino que además se convierta en un sistema que pueda ser reproducido en el futuro por la comunidad sin necesidad de agentes externos. Un sistema y una metodología de trabajo que empodere al trabajador/ciudadano como principal agente del cambio urbano.

FICHA TÉCNICA

Autoría: PKMN [pac-man] architectures
Colaboradores: PICO Estudio, Oficina Lúdica, C-4 Colectivo
Promotor : Comisión Presidencial del Movimiento por la Paz y la Vida
Jul/Ago 2014
Pinto Salinas, Caracas. Venezuela